SECTOR OFICINAS EN PANAMA


  • Regresar al inicio
  • Enviar a un amigo
  • Imprimir
  • Enviar correcciones

el gobierno será un agente más del sector con la torre financiera

Nuevos techos para las oficinas

Los promotores esperan que la llegada de multinacionales al país absorba la nueva oferta de espacios corporativos en zonas exclusivas.


construcción. En Calle 50 y Punta Pacífica se están construyendo nuevos rascacielos para oficinas. La caída de las ventas de apartamentos hizo que muchos promotores apostaran por el sector comercial. LA PRENSA/Carlos Lemos1432240
roberto gonzález jiménez
rgjimenez@prensa.com

La silueta de la ciudad de Panamá cambia a marchas forzadas. A tenor de las grúas que se divisan en el horizonte, pocos se atreverían a diagnosticar que el mundo ha vivido una de las peores crisis económicas de la historia.

Parte de este fenómeno se le puede atribuir al dinamismo de proyectos turísticos y corporativos. “Ante la caída de la vivienda de alto estándar, el sector se redirigió hacia la construcción de hoteles, centros comerciales y edificios de oficinas.

Y en el caso residencial, a viviendas de un perfil más modesto”, dijo Jaime Jované, presidente de la Cámara Panameña de la Construcción.

“Ese movimiento, junto a la inversión en obra pública, ha permitido que la industria se mantenga en niveles aceptables”, añadió.

Algunos de los protagonistas del futuro skyline de la ciudad serán edificios corporativos, con diseños innovadores como el Revolution Tower de Calle 50, una torre de 52 pisos de altura que ofrece oficinas de entre 145 metros cuadrados y mil 250 metros cuadrados.

También en Calle 50 se levanta el Tower Financial, con 56 plantas, que albergará, entre otras, las oficinas del Tower Bank.

En Punta Pacífica se construye otro gigante de oficinas: el Oceania Business Plaza, un proyecto con dos torres, una de 56 pisos y otra de 44.

La esquina entre la Avenida Balboa y la Aquilino de la Guardia es un claro ejemplo del cambio de tendencia en la construcción.

En ese lote se proyectó el Ice Tower, un edificio de más de 100 plantas para uso hotelero y residencial.

Declarada su inviabilidad, el promotor cambió el proyecto a uno de 63 alturas que combina en la misma estructura un hotel de cinco estrellas y espacios para oficinas de entre 108 y mil 400 metros cuadrados.

En Costa del Este, otro sector de la ciudad donde la actividad corporativa crece, se comercializan, entre otros, el Costa del Este Financial Park (45 plantas) y el Prime Time Business Tower (20 niveles).

CAPACIDAD DEL MERCADO

Todos estos proyectos, cuyos precios oscilan entre 2 mil 500 dólares y algo más de 3 mil dólares el metro cuadrado, serán entregados entre finales de este año y 2012.

En 2013 habrá que sumar la oferta de la Torre Financiera, el rascacielos que construirá el Gobierno en la antigua sede de la Embajada de Estados Unidos, en la Avenida Balboa, y que se convertirá en el más alto de la ciudad.

El Gobierno ha previsto la venta de 40 mil metros cuadrados de oficinas al sector privado para financiar parte de la construcción de la torre.

Con una oferta de esa magnitud en los próximos tres años, la cuestión es si la demanda será lo suficientemente vigorosa como para absorberla o si, por el contrario, se producirá una situación similar a la que vive actualmente el sector residencial de alto nivel, donde quedaron muchos apartamentos sin vender.

Los conocedores del sector aseguran que el nivel de ventas actual de los proyectos indica que el mercado puede asimilar la nueva oferta. Apuestan, además, al éxito de Panamá como sede de empresas multinacionales.

“Panamá se está transformando en un hub de negocios con empresas que establecen su base de operaciones para la región”, aseguró Iván Carlucci, ex presidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir).

Desde 2007, a través de la Ley 41, Panamá ofrece incentivos fiscales y laborales a las multinacionales que brindan servicios a terceros países desde Panamá.

Según los últimos reportes del Ministerio de Comercio e Industrias, alrededor de 40 empresas se han acogido a esta ley para instalarse en Panamá.

Solo en 2010 han recibido su licencia como Sede de Empresa Multinacional en Panamá firmas como SAB Miller Centroamérica, Otis, Ericsson, Adidas o Sanofi Aventis, entre otras.

No en todos los casos estas compañías ocupan grandes espacios de oficinas o traen a mucho personal al país.

Algunas sí lo han hecho, como el caso de la estadounidense Procter & Gamble en Costa del Este.

Para Carlucci, que estima que solo una gran multinacional puede demandar entre 3 mil 500 y 6 mil metros cuadrados de oficinas, con la llegada de estas empresas se dinamiza también el alquiler y venta de apartamentos.

El reto de Panamá y de sus autoridades está en continuar la promoción exterior y no desmejorar las condiciones que han hecho de Panamá un lugar atractivo para la inversión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

QUÉ HAY DETRÁS DEL ENSAÑAMIENTO DE LA AUTORIDAD DE TURISMO DE PANAMA CONTRA GRUPO BARCELONA S.A. ?

Panama Surveillance Security Systems - Nuestro Objetivo - Su Seguridad !